jueves, 7 de junio de 2012

Casa prefabricada

Con la que está cayendo...¿quien no ha acariciado la idea de mandarlo todo al carajo, comprarse un terreno rustico "donde Cristo perdió las albarcas" y colocar en él una casita, pequeña pero apañá, junto a cuatro olivos y un huerto, y despues..."que salga el sol por Antequera"?
Supongo que la normativa (aplicable hasta en el infierno) me impediría construir nada permanente, por lo que tendría que hacer o traer una prefabricada de unas dimensiones limitadas pero suficientes, supuestamente, para guardar utillaje agrícola. La falta de espacio no supondría ningún problema, pues me llevo de perlas con mi joven y bella esposa, y considero que mi espacio es su espacio.
Un zahorí tendría que ayudarme a encontrar agua, mientras que la energía, trataría de obtenerla por medios pasivos (orientación y posicionamiento adecuados, placas solares/fotovoltaicas, estufa de leña de alto rendimiento, aislamiento intensivo, velas, una ventanuco abierto por aquí y otro por allá para ventilar, etc)  y sobretodo teniendo en cuenta que en invierno toca ponerse un buen jersey de lana (con renos), y en verarno buscar buena sombra y sudar un poquito.
Mientras sigo soñando, os dejo unas imágenes de una casita que me podría valer perféctamente. 






2 comentarios:

  1. Pues nosotros tenemos el terreno -aunque es urbano está en una zona en la que sólo hay dos casas y totalmente rodeado de campo...- y esta idea de la casa prefabricada siempre nos ha rondado la cabeza...

    En principio pensábamos en ella como algo "para ir tirando" y que en un futuro, cuando ya pudiésemos hacernos "nuestra casa" se convertiría en el chiringuito para fiestas, jejeje.

    La que vosotros enseñáis hoy me encanta!!!! Quizás con un poco de suerte el próximo año...

    Besos!!!!!!

    ResponderEliminar